domingo, 23 de enero de 2011

mi casa

La casa era grande y azul,con ventanas al frente y a los lados,al entrar podia sentirse un olor a viejo , ha abandono ,la sala era enorme ,habia pocos muebles, entre los cuales estaban un archivero gris despintado, unas sillas que hubieran quedado mejor en un jardin que ahi,y una mesa redonda que precedia la puerta al patio lateral,a un lado, la cocina estaba diligentemente limpia, con los trastos lavados, los sartenes colgados, y el piso brillante,aun con eso el refrigerador emitia un olor a soya descompuesta,a verduras podridas y a hielo con sangre; por un viejo paquete de carne de res, saliendo estaba un pasillo estrecho, al que no llegaba la luz del dia, sus paredes de ladrillos celestes resaltaban el polvo y las telerañas,en el fondo se encontraban las dos recamaras , el baño y un estudio,la primera recamara era inmensa con una sola cama en el centro de la cual sus sabanas marron caian al suelo con pereza, el closet cerrado se desquebrajaba por la humedad y la ventana con las cortinas sueltas acumulaba mas polvo sobre ellas, ahi entraba el sol hasta que se ocultaba en el atardecer, la otra recamara era pequeña y oscura, con una litera alado de la ventana que daba vista al patio de atras , un closet sin puertas y una mesa con un vaso de agua era todo lo que habia. El baño con sus losetas aguamarina y decoraciones en barro, esta en quietud irrevocable,en el estudio se encontraba un escritorio repleto de polillas, sobre el papeles y libros se desparramaban hacia el suelo, las vitrinas donde antes estuvieron los libros estaban abiertas y rotas,en el piso muchos libros estorbaban el paso y marcaban un camino hacia el piano, este era negro y estaba de frente la ventana. Cuando ellos no estaban , la casa se petrificaba en el silencio de los enormes arboles de los cafetales de alado, me estremecia al compas de la lluvia serena y corria a encerrarme al estudio, me sentaba en el piano , acariciaba su suave y melodiosa piel, el sonido de sus notas me ensimismaban en la tarde huyendo,el olor a tierra mojada , a flor de cafe, disolvia el murmullo del silencio de la carretera , las luces de las casas vecinas parecian luciernagas, y la humedad sofocante me incitaba a dormir, senti algo que se posaba sobre mi cara gire para ver que era, desde la ventana una mujer me veia, me levante espontaneamente destendi las cortinas y aun asi logre escuchar su voz que me decia: nunca olvidaras el ayer. corri hacia la sala abri la puerta de la calle y ahi no habia nada, ni nadie ,la lluvia se volvia fuerte, me moje. un dia volvi a mi vieja casa me pare en la ventana y vi a esa chica sentada en el piano me hizo recordar.

domingo, 2 de enero de 2011

DE LOS 15 A LOS 19...

Un dia desperte y no queria amanecer, a partir de eso comence con obsesiones y  un fluido e inocente  dialogo con una libreta de apuntes, nada es igual ahora ,pero ciertas frases a un hacen eco en mi voluntad.